terapia manual murcia

Terapia Manual Osteopática

fisio dolores crónicos murcia

La osteopatía se basa en unos principios que, posteriormente he ido adaptando todos mis conocimientos a estos, para poder crear un sistema propio de evaluación y tratamiento. Estos principios son:

  • La globalidad del ser humano.
  • La estructura y la función.
  • La autocuración.
  • La ley de la arteria.

A esto tenemos que añadir que en osteopatía existe el enfermo, no la enfermedad.

El hombre es una unidad:

Física + psíquica + química.

La globalidad del ser humano.

Y estos tres son indisociables. Es decir, el no estar correctamente en uno de estos aspectos, va a repercutir en cualquiera de los otros dos (esto ya es más que sabido, si una persona no está bien mentalmente, no podrá estar bien físicamente, ídem con las otras facetas).

Pero es que, a su vez, dentro de cada apartado, también aplicamos dicha globalidad o unidad. Por ejemplo, si somos una unidad anatómica con un sistema músculo esquelético (fascias, músculos, tendones, huesos, articulaciones,…), una limitación de un segmento va a repercutir en que otro se tenga que mover en exceso (provocando dolor en ese segmento que se mueve de más por exceso de uso). Este es el principio de hipo-hipermovilidad que se deriva de esta teoría de lo global.

La estructura, la función y la movilidad.

La base del concepto Osteopático es la interrelación que existe entre la estructura y la función. En su origen se decía que “la estructura gobierna la función”, pero ahora, esto se ha modificado y se ha visto que, aunque el proceso es mucho más lento en la mayoría de los casos, ”la función puede gobernar la estructura” también.

Cuando un órgano se encuentra en alteración fisiológica es cuestión de tiempo que su estructura se vea afectada y viceversa. El ejemplo más característico es de un hígado expuesto a excesivo trabajo (alcohol, mala alimentación, drogas,…) verá afectada su fisiología y, con el paso del tiempo, su estructura se verá afectada (hígado graso, cirrosis,…). Otro ejemplo a la inversa puede ser un ligamento que haya sufrido cambios estructurales (rotura, etc.) que evidentemente verá afectada a su fisiología, en este caso el movimiento.

El estado de salud será el equilibrio entre los elementos que componen la estructura y las funciones.

La autocuración

Nuestro organismo posee en sí todos los medios para restaurar la salud. Cuando se introduce un estado de estrés (físico, mental, emocional, químico,…) y la respuesta orgánica no será capaz de restablecer la salud y entraremos en enfermedad.

El osteópata se encarga de poner en orden (dentro de lo posible) los sistemas en base a fisiología, anatomía,…

De esta manera, ayudamos al cuerpo para que él solo vuelva a su equilibrio, vuelva a la salud.

Por esto, en osteopatía nos regimos en

“Buscar el motivo, quitar el obstáculo y dejar el remedio a la naturaleza”.  A.T. STILL.

La ley de la arteria

La unidad del cuerpo se organiza en torno a la sangre, sustancia común a todos los tejidos. ¿Por qué? Simplemente porque la sangre lleva todos los nutrientes, lleva las células que se encargan de la cicatrización, protección,… sin todos esos componentes de la sangre, es imposible que un tejido cicatrice.

Por esta razón, el osteópata tiene que intentar que se regule es sistema circulatorio en la zona afectada y que llegue sangre para que pueda cicatrizar.
Cumpliendo estos requisitos, podemos decir que le damos al cuerpo todas las ayudas posibles para que el mismo se cure. Por esta razón, uso estos principios de base para mi razonamiento clínico y a partir de ellos, todas las formaciones que aprendo, las integro a estos conceptos básicos.